UATAE mira con interés la supresión del Régimen de Autónomos en Francia

• El gobierno francés anunció la semana pasada la integración de la regulación de autónomos en el régimen general.
• Desde UATAE consideran que el espíritu de esta decisión de equiparar derechos entre autónomos y asalariados es algo que “se debe importar” a España.
• Precisamente, hoy se pone en marcha la subcomisión para la reforma del RETA en el Congreso de los Diputados.

Madrid, 12 de septiembre de 2017
La pasada semana, el Gobierno de Emmanuel Macron anunciaba la supresión del equivalente francés al Régimen de Autónomos (RETA) para integrarlo en el régimen general en el plazo de dos años. Esta decisión, que ha sido acogida con interés por parte de la unión española de autónomos UATAE, coincide con el arranque de la subcomisión para la reforma del RETA en el Congreso de los Diputados.

En concreto, la secretaria general de UATAE María José Landaburu, valoraba positivamente que el espíritu de esta decisión del ejecutivo francés es “la equiparación de condiciones de los autónomos a los trabajadores asalariados”. “No se trata de hacer lo mismo y suprimir el RETA en España, pero demuestra que las diferencias legislativas entre asalariados y autónomos no tiene sentido por sí mismas, e incluso viene a ser un problema para los trabajadores por cuenta propia”, explica Landaburu.

El propio presidente de la República, Emmanuel Macron, anunciaba esta decisión como “el fin de una regulación que tanto sufrimiento ha creado”. Sobre estas palabras, desde UATAE precisan que las condiciones de los autónomos franceses ya estaban mucho más adaptadas a las necesidades de los trabajadores en comparación con nuestro país: “En Francia el pago de las cotizaciones estaba sujeto a las ventas antes de esta reforma, para España es todavía una asignatura pendiente y es una de las principales aspiraciones del colectivo”, explica Landaburu, quien destaca de la reforma francesa las mejoras en materia de jubilación, simplificación de la burocracia o bajas laborales, avances que “deberían ser importados” a España.

Landaburu considera que la separación normativa entre autónomos y asalariados ha sido la causa de que “la lata legislativa” del RETA haya tardado en abrirse una década: “El Régimen General, para bien o para mal, ha ido ajustándose en repetidas ocasiones, sin embargo parece que el RETA es algo ajeno a la realidad laboral de este país y nunca se toca, pero somos 3,2 millones de trabajadores y el auténtico motor económico para España”, concluye Landaburu.

Grupo Noticias: