UATAE denuncia un preocupante aumento de la inestabilidad y la rotación entre los autónomos madrileños

• Ha aumentado la rotación en un 60% desde el comienzo de la crisis en la Comunidad de Madrid
• Es necesario que se produzcan 13,2 afiliaciones nuevas para que se estabiliza un autónomo madrileño
• Este aumento se debe a una política del gobierno regional basada en “mejorar las estadísticas de desempleo y no en mejorar las condiciones de los autónomos”, explica UATAE

Madrid, 20 de junio de 2017
Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad social en 2016 se dieron 92.967 altas de autónomos y 85.925 bajas en la Comunidad de Madrid, lo que supondría una tasa positiva de afiliaciones pero un pronunciado aumento del fenómeno de rotación.

Estas cifras indican que son necesarias 13,2 altas al año para consolidar la actividad de un trabajador autónomo, lo que supone un aumento del 60% de la rotación respecto a 2007, cuando se necesitaban 3,8 altas nuevas para estabilizar un autónomo.

Para María José Landaburu, secretaria general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), estos datos evidencian un “aumento preocupante de la inestabilidad” en el colectivo, debido principalmente a una política del gobierno regional para “mejorar las estadísticas de desempleo y no para una de mejora de las condiciones de los autónomos”.

“El gobierno de la Comunidad de Madrid, al igual que el Estatal, proporciona condiciones favorables para que los desempleados se den de alta como autónomos pero mantienen unas condiciones muy difíciles para continuar su actividad”, asegura Landaburu.

El fenómeno de la rotación es causa del factor refugio que, según los estudios elaborados por UATAE, “se produce cuando los desempleados de larga duración no ven otra salida que acogerse a los incentivos de afiliación para autónomos” pero que una vez retiradas esas ayudas “sufren el injusto Régimen Especial” para un colectivo que reclama su reforma desde hace años.

“El factor refugio es muy interesante para un Gobierno que necesita mejorar las estadísticas, pues los nuevos afiliados dejan de figurar como desempleados aunque luego abandonen su actividad colmados de deudas y de proyectos frustrados”, denuncia Landaburu, “ya acudirán otros”. “Es una política de parches y de mecha corta, la solución pasa por hacer reformas estructurales en el Régimen Especial de Autónomos, vinculando las cotizaciones a los ingresos reales, garantizando la protección social y planteando modelos económicos estratégicos para el país a través del apoyo al autónomo”, concluye.

Grupo Noticias: